Más de cien conductores han sido denunciados por alcoholemia y otros sesenta y ocho por conducir habiendo consumido drogas

La Guarda Civil de la Zona de Murcia ha desplegado, en las datas comprendidas entre el 1 y el seis de mayo, un extenso dispositivo simultáneo de verificación de alcoholemias y drogas en diferentes carreteras de la Zona de Murcia, al objeto de cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y con la Estrategia de Seguridad Vial dos mil diez-dos mil veinte de la Dirección General de Tráfico, coincidiendo con las fiestas de los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz y del festival WARM UP festejado en Murcia.

En el dispositivo, en el que han participado 100 agentes del Ámbito de Tráfico de la Guarda Civil de Murcia, han sido controlados un total de siete mil treinta y tres conductores, de los que ciento nueve lanzaron resultado positivo en alcohol (uno con cincuenta y cinco por ciento ), trece de los que fueron detenidos y puestos a predisposición judicial y los noventa y seis sobrantes denunciados frente a la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por alcoholemia.

Según notifican fuentes de la Benemérita, sesenta y ocho conductores han sido denunciados por circular habiendo consumido drogas o bien otras substancias estupefacientes prohibidas y han sido detenidos 3 conductores por conducir habiendo perdido la totalidad de puntos asignados.

MÁS DE LA MITAD DE LOS CONTROLES EN CARAVACA Y MURCIA

En singular, resalta el dispositivo desplegado en las carreteras cercanas a la localidad de Caravaca de la Cruz y de esta capital, destino de multitud de personas con ocasión de la celebración de las fiestas de los Caballos del Vino y del festival WARM UP, donde fueron efectuadas más de la mitad de las pruebas de alcoholemia (tres.726) de las que setenta y tres resultaron positivas en alcohol (uno con noventa y cinco por ciento ), con cinco conductores detenidos y el resto (sesenta y ocho), denunciados frente a la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. diecisiete fueron denunciados por positivo en consumo de drogas.

La Benemérita persiste en mentalizar a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas y drogas con la conducción de automóviles, que pueden derivar en accidentes de circulación.

Tras lo que recuerda que conducir un vehículo a motor o bien ciclomotor con una tasa de alcohol en aire exhalado superior a 0,60 mg/l, lleva aparejada la detención del conductor, por supuesto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de cárcel de tres a seis meses o bien multa de seis a doce meses o bien trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en cualquier caso la privación del permiso por un tiempo de 1 a cuatro años.

De igual modo, conducir un vehículo a motor o bien ciclomotor habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente, trae consigo la detención de su conductor por un supuesto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de cárcel de tres a seis meses o bien multa de seis a doce meses o bien trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

Por otra parte, la conducción de automóviles a motor o bien ciclomotores con tasas de alcohol superiores a 0,25 mg/l (0’15 mg/l, conductores noveles y profesionales) y hasta 0,60 mg/l, tras la reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial, supone una sanción económica de hasta mil euros y la pérdida de hasta seis puntos del permiso de conducción.

La conducción habiendo ingerido drogas o bien otras substancias prohibidas, pueden determinar la comisión de un supuesto delito contra la seguridad vial, o bien en su caso una demanda administrativa, sancionadas en exactamente los mismos términos.

En estos casos, una vez efectuada la prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, los conductores tienen la obligación de facilitar una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado y contrastar el resultado temporal, de conformidad con la normativa en vigor.

En todos y cada uno de los casos, los automóviles perjudicados son inmovilizados por la Guarda Civil hasta el momento en que sus conductores se hallan en condiciones de continuarse viaje, cuando hayan rebajado el nivel de alcoholemia en los límites tolerados o bien desaparecida la presencia de las drogas, o, se hagan cargo de los automóviles otros conductores que se hallen habilitados y anteriores las pruebas oportunas.

5 / 5 stars