El ochenta y uno por ciento de los conductores eventuales de furgonetas ignoran la manera más segura de poner la carga, el setenta y cinco por ciento ignora los límites de velocidad de estos automóviles y el cuarenta y seis por ciento jamás fija la carga en sus portes.
Un informe titulado “Furgonetas en la carretera: ¿un peligro para la seguridad vial? Análisis y evolución de su siniestralidad (dos mil once-dos mil quince)” efectuado por Fundación Línea Directa, en cooperación con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial (INTRAS), examina en profundidad cuatrocientos cuarenta y cinco mil accidentes con víctimas registrados entre dos mil once y dos mil quince, en los que se vieron setecientos cincuenta conductores implicados y un total de cuarenta y uno.000 furgonetas. Además de esto se han estudiado los más de novecientos cuarenta siniestros aportados por Línea Directa Compañía de seguros entre dos mil once y dos mil diecisiete con veintitres furgonetas implicadas.
Y, entre los resultados resalta el incremento, en un cuarenta y uno por ciento , de los accidentes de tráfico con furgonetas en estos cinco años. Esto ha dejado un cómputo de novecientos treinta y cinco fallecidos y prácticamente cuatro mil seiscientos heridos graves. La situación es en especial grave en las urbes, donde el número de lesionados se ha aumentado un noventa y cuatro por ciento y el peligro de padecer un accidente mortal es un treinta y cinco por ciento mayor que en los turismos. Al agravamiento de este arduo problema para la Seguridad Vial, poquísimo estudiado hasta el momento, han podido contribuir múltiples factores. Primeramente, la propia naturaleza del tejido empresarial de España, en el que hay más de tres,1 millones de autónomos. Seguidamente, el esencial incremento del número automovilistas que arriendan una furgoneta sin tener preparación, normalmente para efectuar una mudanza o bien porte y, para finalizar, el bum del comercio on line, que ha crecido de media un diecisiete por ciento anual a lo largo de la última década.
Accidente tipo con furgoneta.

El género de accidente en el que se ven implicadas mayor número de furgonetas acostumbra a ser múltiples, por alcance trasero contra turismos, y los acostumbran a protagonizar hombres entre los treinta y cinco y los cuarenta y cinco años con una sólida experiencia como conductor. En lo que se refiere al género de vía más frecuente, todavía hay un ligero predominio de autovías y autopistas sobre las urbes, si bien esta diferencia se está estrechando en los últimos tiempos. En lo que se refiere a la hora y data, los accidentes con furgonetas acostumbran a generarse a media mañana (entre las doce y las trece horas), todos los viernes y a lo largo de los meses de julio y octubre.

Las furgonetas accidentadas, conforme datos de la DGT, acostumbran a ser viejas y estar en mal estado, puesto que presentan un sesenta por ciento más de deficiencias que los turismos, eminentemente en neumáticos, frenos y dirección. Un inconveniente que se agudiza con la antigüedad del parque de furgonetas, que alcanza los dieciseis años, un veinte por ciento más que los turismos. Y, además de esto, en dos de cada tres accidentes con contrario, la responsabilidad es del conductor de la furgoneta. Los motivos hay que procurarlos en sus largas jornadas de trabajo y, sobre todo, en el agobio que produce la puntualidad de entregas.

Accidentalidad por Comunidades Autónomas

En el estudio efectuado por Fundación Línea Directa asimismo se ha elaborado un mapa de accidentalidad de esta clase de automóviles en el que se equipara las diferentes tasas regionales de accidentes de furgonetas por cada mil automóviles de este género (cuya media es de cuatro con siete en el último ejercicio analizado de dos mil quince). En este sentido, En este sentido, por comunidades, Baleares, Cataluña y Asturias son los territorios con mayor proporción de furgonetas accidentadas, al paso que Cantabria y Navarra, son las zonas que menos siniestros de esta clase registran.

En lo que se refiere a la evolución por territorio, las zonas con peor evolución de las tasas por cada mil furgonetas implicadas en accidente son Canarias, donde estos siniestros han aumentado un ciento setenta por ciento desde dos mil once y Murcia, con una subida del ciento cuarenta y cinco por ciento . Al contrario, las que mejor comportamiento han tenido han sido Cantabria y País Vasco.

¿Qué opinan los españoles de los repartidores?

Para llenar el estudio, Fundación Línea Directa ha efectuado una encuesta a mil doscientos dos conductores y trescientos cuatro repartdores profesionales de toda la geografía nacional con la meta de examinar cuál es la percepción general de los españoles sobre este colectivo.

En este sentido, un cincuenta y cinco por ciento piensa que los repartidores infringen las reglas de seguridad vial con más frecuencia que el resto de los conductores. No en balde, el ochenta y uno por ciento de los automovilistas piensan que los repartidores “aparcan sus furgonetas en cualquier sitio” y el setenta y dos por ciento que “se distraen mucho, en especial con el GPS y el móvil”. Sin embargo, la enorme mayoría entiende su situación, en tanto que el sesenta y nueve por ciento considera que estos comportamientos se han agravado con el apogeo del y también-commerce. En lo que se refiere a las soluciones más apoyadas: la instalación de tacógrafos como en los camiones; progresar el empleo de carga y descarga o bien crear un carnet concreto para furgonetas.

Conductores eventuales

Lo que asimismo se desprende del estudio demoscópico es que los españoles no estamos listos para conducir estos automóviles. En verdad, el ochenta y uno por ciento de los conductores eventuales de furgonetas ignoran la manera más segura de poner la carga, el setenta y cinco por ciento ignora los límites de velocidad de estos automóviles y el cuarenta y seis por ciento jamás fija la carga en sus portes.
5 / 5 stars