31 agosto 2017

La princesa Diana de Gales y su pareja, Dodi al Fayed, padecieron un ostentoso accidente a las 00:23 horas de la madrugada del treinta y uno de agosto en el túnel Place de l´Alma de la ciudad de París. De los 4 ocupantes del coche: la pareja, el conductor y el guardaespaldas, solo subsistió este último, Trevor Rees-Jones, que viajaba de copiloto en la parte delantera del Mercedes S280. El guardaespaldas era el único, además de esto, que llevaba puesto el cinturón de seguridad en el instante del accidente. El turismo se estrelló a ciento cinco km/h contra un pilar del túnel. La necropsia descubrió semanas después que el conductor, Henri Paul, tenía elevados índices de alcohol en sangre.

Muerte en el Túnel. Portada de nuestra revista

No era conductor profesional, había ingerido mucho alcohol y su jefe le encargó la difícil labor de sacarle del hotel y dar esquinazo a los fotógrafos que asediaban a Diana de Gales. Ya de madrugada, se lanzó a toda velocidad por las calles de la ciudad de París hasta perder el control y estrellarse contra una columna desnuda, sin protección, del túnel de l´Alma. Pese a que el turismo soportó la deformación y funcionó el airbag, 3 personas murieron. Paradójicamente, el pasajero del llamado “asiento de la muerte” se salvó: era el único que llevaba el cinturón abrochado“. De esta forma empieza el documental de investigación, que ocupó la portada del número ciento veintiseis de la gaceta “Tráfico y Seguridad Vial” del año 1997 y que se sumó a las miles y miles de publicaciones y emisiones que produjo el impacto de esta nueva. 

 

El conductor del vehículo, Henri Paul, y Dodi Al Fayed murieron en el acto. La princesa, horas después, a eso de las 4 de la madrugada, en el centro de salud al que fue trasladada de emergencia. No se pudo hacer nada por su vida. El hecho de que no llevasen puesto el cinturón de seguridad resultó determinante.

Expertos en seguridad, en homologación de automóviles, sicólogos, conductores profesionales, aconsejes médicos, especialistas en reconstrucción de accidentes de tráfico y fabricantes de cinturones de seguridad, especificaron a la gaceta sus impresiones sobre de qué manera se pudo generar el accidente y apuntaron sus posibles causas: el alcohol, la velocidad, la presión sicológica, el vehículo, la habilidad o bien habilidad del conductor y la infraestructura de la carretera. 

GuardarGuardar