El sistema Start-Stop está formado por un conjunto de elementos que permiten desactivar el motor del vehículo cuando éste se encuentra detenido completamente y sin intención de iniciar la marcha. Para ello, cuando el conductor detiene su vehículo, por ejemplo, en un semáforo, el motor se para, dejando de generar consumo de combustible o...
Actualmente, en un mercado de lo más variado y donde los niveles de personalización son muy altos, tenemos la posibilidad de escoger entre diferentes tipos de energías para propulsar nuestros vehículos, siendo las más conocidas el diésel, la gasolina y la electricidad. El GLP, Gas Licuado del Petróleo, es un gran desconocido para la...